Skip to content

La crisis de los cacaoteros

June 18, 2013

A finales de febrero los cacaoteros colombianos estuvieron en paro porque los precios del producto no les daban para cubrir sus costos. Son casi cuarenta mil cacaoteros y muchos de ellos empezaron a cultivar cacao por una propuesta gubernamental para reemplazar el cultivo de coca. Los cafeteros también estaban en paro, pero el acuerdo con el gobierno de los cacaoteros llegó más rápido. El 4 de marzo, el gobierno duplicó el subsidio por cada kilo del grano, de $400 a $800, y en Santander, principal productor del país, pasó a $1.200 por kilo (el monto adicional son recursos del departamento).

La baja rentabilidad del cultivo es consecuencia de la caída del precio internacional que el último año ha sido de más del 34%. El mercado del cacao es bastante volátil y puede ser objeto de abusos de los especuladores. En 2010 por ejemplo, el fondo de inversiones Armajaro realizó una compra masiva en Londres, adquirió 240.100 toneladas de cacao por 1.000 millones de dólares, según reportes del Financial Times, la agencia Dow Jones y del Telegraph y el mismo director del fondo Anthony Ware, ex presidente de la Asociación Europea de Cacao. La operación se logró por medio de varias casas de corretaje y bancos como el BNP Paribas. Gracias al contrato, los precios alcanzaron en Londres el nivel más alto en 3 décadas.

Luego, en 2011 se esperaba que la reducción de los inventarios por las inclemencias del clima en los principales países productores implicara una clara recuperación del precio, pero la lenta recuperación de las economías consumidoras en Europa y Estados Unidos ha estancado la demanda.  El precio tampoco repuntó a finales de 2012, en tan solo cuatro meses pasó de 5.400 a 2.700 pesos por kilo, porque los dos principales productores, Costa de Marfil y Ghana, sacaron al mercado todas sus reservas.

 

En cuanto a la producción, el factor negativo ha sido el clima. La ola invernal llevó a que en el período enero-junio de 2012 en Colombia se registrara una reducción del 43% frente al volumen registrado en igual período de 2011.

Pero, el problema más grave para los productores colombianos, es el carácter oligopólico de la industria transformadora de cacao en Colombia. De 24 compañías la Nacional de Chocolates y Luker procesan el 90.6% del cacao[1]. A los demás les toca importar o conformarse con los de menos calidad. Las dos compañías realizan también importaciones que alcanzan el 30% (además importan cacao). Antes del aumento del subsidio de marzo, las compañías chocolateras compraban el grano a 3.600 pesos el kilo, pero los campesinos solo recibían entre 2.700 y 3.100 pesos.

El chocolate no es un commodity a prueba de recesión y eso lo demuestra la crisis actual. La demanda industrial, representada en la molienda, sufrió reducciones del 18% en Europa y del 9,7% en Estados Unidos en 2012. La molienda en Alemania, gran consumidor, se desplomó 16,7% y Suiza, el mayor consumidor de chocolate del mundo, vio caer la demanda interna un 8%.

 

La crisis económica en los países consumidores y los fenómenos naturales que afectan la cosecha en los productores, han debilitado el mercado del cacao, pero el golpe final lo han dado los especuladores financieros y los oligopolios.

 

 


[1] Ministerio de Agricultura, Acuerdo de competitividad de la cadena del cacao y su agroindustria, Bogotá, junio del 2001.

Advertisements

From → Uncategorized

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: